"Days go by like the wind and this life is too short" The Rasmus

miércoles, 11 de abril de 2012

OBLIVION -C2-


Kiitos Paljon Nerak!!! por leer el primer cap... 
Ahora en este...es donde lo conoce!!!


CAPÍTULO II







El día del gran concierto por fin llegó. Me incorpore de la cama y ahora ya mas tranquila podía observar a detalle todo a mi alrededor, oh!! Que bonita mi habitación, un poco minimalista, aun teniendo por tema principal ser un cuarto de una prisión, que era el tema tematico de todo el hotel. Pero muy bien cuidados los detalles, hasta venia con pijama de reo, unos barrotes en una ventana chiquita,  tenia un balcón, tuve que sonreír un poco, de entre toda mi tragedia al menos tenia un lugar confortante al que llamar hogar por una semana. Me bañe y rápidamente baje al lobby a ubicar el restaurante y un mapa.

Hacia frio, pero en el hotel me prestaron unos abrigos muy calientitos, ya al menos no salía humo de mi boca cada vez que hablaba. Luego de desayunar me acerque al mostrador quería un poco de información aun no tenia mi mapa, y tenia que salir urgente para el Aarena o no tendría un puesto seguro.

-Oh muchas gracias, solo por unos días.-Dijo una voz que se me hizo familiar, él no estaba muy lejos de mi, pero por discreción no me atrevía a voltear a ver, era obvio que tanto el como yo estábamos escuchando ambas conversaciones, él venia de  afuera y solo por unos días estaría por aquí, la recepcionista estaba algo emocionada hablando con el, su voz era cálida, hablaba en un tono lento pero muy hipnotizante.

Ah ya no podía mas quería verlo, pero mi propia recepcionista ahora estaba ocupando mi atención, dándome indicaciones de cómo llegar al bendito lugar, lo dijo tan rápido que me pareció que había hablado en chino, y eso que hablaba muy fluidamente el ingles, quería llorar, pero bueno ya un taxista me podría indicar el lugar.

-Yo también voy a ese lugar, si quieres te puedo acompañar.- Dijo la voz del hombre que estaba a un lado mío, por fin me pude dar la vuelta y OBVIO que reconocía esa vocecita, era la de Eero, el bajista de The Rasmus.

Me peiné mas de lo que acostumbraba cuando estaba nerviosa, las palabras no me salían, solo le sonreí y asentí con la cabeza.

-Vámonos entonces.-

Olia exquisito, tenia como tres arbolitos de esos que daban olor al carro, de diferentes colores y la mezcla era algo casi de ensueño, no me cansaba de respirar profundamente.

-Es tu primera vez aquí en Finlandia?.-Hablo Eero viendo fijamente la carretera.

Tarde unos segundos darme cuenta que me estaba preguntando a mi, no todos los días un integrante de TR te invitaba a ir con el a un lugar.

Creo que vagamente le conteste un si, no lo se, creo de tanto inhalar esos arbolitos estaba quedando medio drogada.

-Si es mi primera vez, y no es como  lo soñé, sabes yo anhelaba mucho venir y …<<conocerlos a todos ustedes chicos, claro eso solo lo pensé>>..pero las cosas cambiaron y ahora estoy en un gran lio, y tengo que ver este concierto.- hable tan rápido que pensé que no me habia entendido, pero era la adrenalina de mi sistema el que estaba actuando.

Al poco o mucho rato Eero articulo palabra.-Espero que disfrutes el festival, y cual es el artista al que vienes apoyar?.- el desvio  su vista hacia mi. En ese momento me hize chiquita en el asiento, que glorioso se miraba con su cabello largo atado en una coleta.



Piensa rápido, si le digo a Lauri obvio por ende sabrá que me gusta TR, pero y cual es el problema que se entere?, bueno bien podría pensar que soy una grupi, ahhhh OMG nooooooo eso no.

-A Johanna Kurkela, me encanta su voz, es tan melódica sus canciones me llenan de paz, y tu a quien apoyaras?.- Obvioamente sabemos a quien no Liz?, pero tenia que preguntarle solo por cortesía. Desde que habíamos salido del hotel en todo el trayecto habia visto mas arboels que edificios o casas, aquí si que habia oxigeno para respirar, tuve el impulso de bajar la ventanilla y respirar el aire puro, que buena falta me hacia ya, pero eh!! Olvide por un microsegundo que era invierno y esa ráfaga de viento fue como una cachetada en mi hermoso rostro.

-Oh muy tarde, te iba recomendar que no hicieras eso, en invierno el viento a toda velocidad suele ser muy cruel.-dijo en tono piadoso. Creo en tiempos pasados el lo hizo y se compadeció de mi dolor, porque me dolia y mucho.

-En fin, ya pronto se te pasara no te preocupes, yo apoyare a Lauri, que será su primer concierto como solista, el pertenece a otra banda llamada The Rasmus no se si los conoces?.-ahora el hablo pícaramente, esperando una respuesta muy ansiosa.

No mas mentiras, el karma te las vio duro!!.

-Si los he escuchado, y para serte sincera te me haces familiar, pero no eres de la banda, eres extranjero y escuche que ellos son Fineses.- Bueno no mentí, solo omití información.

-AAAAAAAAh.- grité, antes de poder contenerme, habíamos llegado al lugar, estaba abarrotado. Eero me dirigió una mirada de asombro y a la vez pude notar preocupación, ah dios, ha de pensar que recogió a una loca. Pero es que me sorprendió el ver a Lauri cruzando la calle, nunca lo habia visto fuera de la tv o revistas. Respire y pensé en que decirle, el bruscamente detuvo el auto a pocos metros luego de mi gran grito.

-Que paso?- Pregunto el, quitándose el cinturón de seguridad y encarándome.

-Eh…. A lo lejos vi pasar a Johanna- contesté, viéndolo demostrándole que no mentía… tan mal. Que patética mintiéndole, porque no solo podía decirle la verdad?, en ese momento la perla en mi pecho me molesto. Porque diantres no la había dejado en el hotel?, pero y si la perdía?, ok, a quien engaño, aun tengo la esperanza de que esto se acabe. A media noche me levante luego de una pesadilla, y revise mi laptop que aun seguía encendida, pero el articulo que leí con toda la información no estaba, había desaparecido, pero por algún motivo no me importo,
solo me importaba el festival de Radio Aalto.

-Calmate!! Respira y cuando estes frente a ella, controla tus nervios, no es agradable no poder entender lo que tus fans quieren decirte por sus nervios.- Me consoló Él.

Ahhhhhhhhhhhhhh que tierno, en ese momento me dieron ganas de abrazarlo, pero eh!! Soy solo una extranjera recibiendo su amabilidad.

-No llegare a eso, no te preocupes es solo que me tomo desprevenida.- Y como no, si el vestia todo de negro, ese corte nuevo que me fascinaba, aunque de lejos se miraba mas chiquito, eso no me gusto.- Pero no la podre conocer no tengo un pase backstage, asi que le ahorrare la tragedia de conocerme.


OMG!!! Lo había olvidado por completo, NO TENIA UN PASE BACKSTAGE, como diantres iba a encarar a la hermosura diminuta de Lauri?.

-De donde eres?- Cambio el tema.

-Soy … de…. Italia..- Le conteste muy pausadamente.

Estaba realmente fuera de mi, no tenia un pase, como iba a escalar las murallas de los guardias Fineses?. Lo mire fijamente, Eero me podía ayudar, si el podía, pero como se lo pedía, ya por si me habia hecho el favor de traerme hasta aquí, y voy y le pido mas?, sere tan descarada?.

-De veras?, yo estoy viviendo actualmente ahí, es grandioso tu país, lo amo, Mi esposa Helena me arrastro ahí, nos conocimos aquí en Finlandia, pero por motivos de su trabajo nos mudamos y ahora no queremos salir de ahí.-

-Me alegro que te haya gustado, a mi también me gusta mucho, a todo esto soy Liz Zonaletti- le conteste, el se estaba aparcando, ya pronto nos separaríamos, tenia que pedirle un pase, antes que se fuera, pero como lo hacia.

-Eero Heinonen, mucho gusto, mira allá esta otra vez Johanna.-

La vi, pero ni reaccione. Eero se sorprendió de mi cambio tan repentino.

-Wow si que sabes controlarte, pensé que te bajarías corriendo a saludarla.- me sonrió el, abrió la puerta y se bajo, yo segui sus movimientos e hize lo mismo.

Mi pase!!!.

-Si.- dije tímidamente, mi pase!!!! Pero no tenia cara para pedírselo, de por si ya le habia mentido, no podía con mi moral.

-Mira hagamos una cosa, toma mi pase.- dijo el ofreciéndome el que tenia en el pecho. En ese momento puedo jurar que escuche a los ángeles tocar su arpa. Quise gritar, saltar de alegría, agarrarlo a besos y agradecerle por su gesto.

-De veras?.- eh!!? Fue todo lo que pude decir, el siempre me sorprendía con sus acciones.

-Si, ya pediré otro, y disfruta del concierto y de tu pase Liz.- sonrió levemente y se marcho.

Lo seguí con la mirada, obviamente no viendo su trasero, si no de admiración, quise llorar de alegría, tenia en mi mano un pase.

UN PASE!!!!.

Todo estaba saliendo tan bien.

Había llegado un poco temprano para el show de Lauri, estaba en su prueba de sonido.

Desde mi lejana distancia, o sea la entrada hasta el escenario había por lo menos unos tres campos de futball. Las personas estaban dispersas pero claramente las que venían a ver a Lauri no estaban porque el frente estaba vacio.

Y vi el cielo ante mi.

A medida avanzaba, me podía percatar de todas las facciones de las personas eran condenadamente hermosos desde niños hasta los de mediana edad.

Vendían de todo tipo de bebidas, me compre un shot de tequila, uf!!! Fuerte, error, seguí mi sendero hasta el cielo prometido ante mi, pero era tal mi desesperación por llegar que lo sentía demasiado lejos, me compre una mini botellita de koskenkorva para entrar en calor, luego mas adelante una banderita de Finlandia, luego mas adelante una hambueguesita, uhhh!!! Deliciosa. Esto ya era el colmo, ya no quería comprar nada mas.

En mi momentáneo enojo, tome un poco mas de un sorbo de mi botellita, y luego otra mas pero con mas intensidad cuando un chico, rubio hermoso tropezó con migo, a él si lo perdone.

Y por fin llegué!!.

Guarde mi botellita pero antes note, que quedaba menos de la mitad, oops!, con razón sentía calor dentro de mi gabardina super calientita del hotel… la desabotone. Oh!!! En que vida me imagine hacer eso?... pero no tenia nada de frio. Y me estorbaba aun.

El estaba de espaldas, a poco metros de mi, ulala!!!, podría morir, pero no sin antes decirle sus cuantas verdades, como se atreve a participar en un  &%$• concierto en épocas de exámenes?.  Cálmate Liz. Sus músicos lo miraban y le sonreían, obvio el tenia que estar sonriéndoles también. &%$ date la %$• vuelta &%$• Lauri.

-Que mal hablada, esa no suelo ser yo. Eh hehe!! Tal vez era el efecto del koskenkorva, pero mareada no estoy mucho menos borracha, solo un poquito desinhibida bocalmente.-

Me quite la gabardina y me senté sobre la grama, estaba cansada de tanto caminar, bueno no fue mucho, pero era mejor esperar sentada que parada. Mi piedrita sobresalió de mis otras ropas, pero la guarde, no sabia si una chiquilla envidiosa me la trababa de arrebatar.

Era heavy la que estaban probando, y su estribillo en esta ocasión me hizo reflexionar.

Pero tu no eres la única, tener miedo al olvido, será que tu maldición es una bendición?.


Eso me hizo recordar mi piedra. Miedo al olvido una bendición?, el claramente estaba fumado cuando escribió eso. Deje escapar una carcajada, varios chicos un poco retirados se dieron la vuelta, ah que pena, riéndome sola, dando espectáculo gratis.

Siguieron con In the city, esta me relajaba mucho, tenia un punchispunchis que me hacia bailar pero eso si seria pasarme de la raya y mas ahora que nadie estaba prestando atención a la prueba de sonido.

Cuanto duraba una &%$ prueba de sonido?.

Me relaje, estire mis brazos hacia atrás, y me apoye en ellos, levantando mi rostro y que el viento congelante lo rozara y el poco sol también.

Unas chicas pasaron por mi lado gritando no mucho pero si interrumpiendo la paz que hasta hace un momento, abrí mis ojos para ver que estaba pasando.

El había dado la cara al público.

Y sentí que el tiempo se detuvo, se miraba tan bello.

Me puse en pie para mirarlo mejor, debería estar furiosa con el, pero no podía acordarme del porque. Lo miraba tan cerca, que hasta le notaba el color bronceado que tenia, OMG que bien le sentaba broncearse, el contraste con sus ojos, y el color negro.

Llegue hasta la valla de seguridad, frente a el, bajo sus pies. Podría pedir un mejor lugar?.

Y el concierto empezó.

Si, ni cuenta me di, que en poco segundos estaba totalmente amontonada por un centenar de personas a mi alrededor, todos a la expectativa de que canción seria la primera, eso poco me importaba, con solo estar aquí frente a el, y verlo por primera vez en vivo me era mas que suficiente.

Have A Little  Mercy fue la ganadora. A medida iba pasando la canción, pude notar su manera de interpretar, era diferente, no se movía de su sitio, y sus manos iban de aquí para allá en su pequeño órgano o sintetizador.

Era tan solo espectacular.

No quería ni parpadear. Pero el calor me estaba sofocando, opte por quitarme mi sudadera mas próxima, (andaba 3), y nuevamente mi perlita quería protagonismo. El abrigo estaba fuera, y en ese instante JURO que vi a Lauri que me observaba.


Aaaaaaaaa…

Y seguía fija su miraba. A mi? No a la de atrás? O la del lado?... ayayay. Metí mi mano en mi bolso, claro sin dejar de ver a mi objetivo. Saque mi botellita y le di un sorbito, a este paso acabaría alcohólica. ( la botellita apenas y tenia 50 ml). Sentí el bulto de mi perla en mi pecho, y rápidamente la guarde. Y en ese instante Su mirada cambio.

Nooooo.

Esos ojitos verdes, los tuve solo para mi?. Ya nada importa, ni que me olviden ni nada.
Y el &%$• concierto se termino en un abrir y cerrar de ojos. Esto era tan injusto. Porque?... todo lo que sufrí todo lo que perdí, y todo lo que adquirí también, por esto que acabo en nada?.
Y recordé el pase, tenia que salir lo mas rápido posible de esta multitud o el pase de Eero seria en vano.

Lauri aun estaba en el escenario despidiéndose, y yo tratando de avanzar por esta marea de personas, a este paso llegaría al backstage mañana.


 Me tiré al suelo, agachada logre pasar por entre las piernas de las personas. Corrí lo mas rápido posible.

Ya cuando no había tanta pegason de personas, me pude
poner en pie, Lauri ya no estaba, ni sus músicos.

Nada.

Ahora a buscar la entrada del backstage.

Llegue hasta el estacionamiento y nada, no veía por donde se lograba entrar, mire a unas chicas a lo lejos sosteniendo unos pases como el mío, y supuse que iban a lo mismo que yo. Las seguí, obvio ellas llevaban ventaja asi que tuve que correr.

En efecto iban al backstage. Los guardias les estaban sellando su pase.

Por fin llegue ante las hermosuras rubias de hombres.

Todos eran hermosos?.

Me pidieron mi pase. Busque en mi cartera, vi mi botellita, mi pasaporte, mi monedero, mi Iphone, mi
Ipod, mi Ipad. Pero el condenado pase no estaba.

Aaaaaaaaaaaa

Qué era esto? Karma? Aaaaa pero que mal hice?. Mentirle a Eero? Eso?. Hay no!!!!

Bueno ya nada podía hacer, solo poner mi carita de perrito dolido y esperar si me dejaban pasar. Pero no funciono, amablemente me dijeron que si no tenia un pase, estaba perdiendo mi tiempo ahí. Pero no podía marcharme no aun, ni siquiera le había reclamado por mi examen, que ahora eso solo era una excusa que me decía a mi misma, con esa carita tan tierna podría yo reclamarle algo?.

-Por favor!!!- estaba rogándoles, de rodillas y con mis manos en forma de plegaria.- Yo tenia mi pase, era amarillo bien grande, por eso lo guarde, tenia un numero que si mal no recuerdo era el 10, yo tenia mi pase!!!.-

-Lo siento señorita, pero no mienta, en primer lugar los números bajos son los que los mismos artistas entregan a sus personas mas allegadas, y dudo que tu seas una de ellas del Señor Ylönen.-

-Retírate por favor.- hablo el otro guardia, con un acento Noruego.

-Nunca!!!!!!!-

Y comencé  vociferar que si tenia mi pase, que Eero me lo habia dado, que habíamos venido juntos.

Me vieron raro. Y al instante vi como tres guardias se acercaban y me levantaron por sobre ellos. Me defendí dando patadas, no podían llevarme por decir la verdad. Esto  era una injusticia.

Me llevaron hasta el estacionamiento, lejos de las personas, de todos. Los vi alejarse, que iba hacer?, ah!!! Como me iba a regresar, se me había olvidado preguntarle a Eero por los taxis, ah!!!! Me senté en el borde divisorio que tenia el  estacionamiento para cada carro , frente a un Ford blanco hermoso.

Quería llorar de impotencia, nada había salido como lo planee. Y para colmo moría de hambre!!, busque en mi cartera, algo de comer tenia que encontrar en esta barneybolsa. Pero no, lo único comestible era el liquido de mi botellita. Lo bebí todo.

Empezó a nevar.

Perfecto!!.

Me puse los abrigos que me había quitado, para este entonces mis dientes estaban titiritando. Tenia que salir de aquí, y sentada no conseguiría nada. Me puse en pie y trastabillé, mi coordinación andaba por la banana, hahahahahah!!! Esto era grandioso ahora estaba borracha. Si llegaba viva al hotel seria un milagro.

Di otro paso, y caí sobre mis rodillas, puse mis manos en el piso para tomar impulso, quedando a gatas, pero no me pude levantar, volvía carcajearme de mi incapacidad.


 -Te encuentras bien?- dijo una voz angelical de un chico amable, que estaba frente a mi, pero lo único que le podía ver era sus botines negros.

-No!!!! Claro que no estoyyyyyyyyy bien. Soy todo un caso, sabes perdí mi pase, que tan amablemente Eero me había dado, los guardias me trataron de loca, eso me lo merecía,- sonreí para mi desgracia, me intente reincorporar nuevamente, pero falle.- Y para colmo, tengo hambre y estoy borracha, estoy bien?. NOOOOOOOOOOOO.-


Seguidamente, sentí sus manos fuertes en mis brazos, tratando de levantarme, olia tan bien, hmm!!! Pero ya lo había olido antes, era tan intoxicante su aroma.

-Y a quien venias a ver?.- Me pregunto el amable chico. Ahora hasta su aliento podía percibir, olía a vino?.

-Al desgraciado de Lauri, sabes lo irónico, que cuando obtuve mi boleto era la persona mas feliz, pero eso dividió mi mente y me hizo perder mi clase, aaaaaaaaaaaaaaa que sabes, me quede, llore tanto y todo por este concierto, por su culpa, por eso lo que quería ver, para decirle en su cara que porque tuvo que participar en este festival.- me resbalé de su agarre y caí con mi rostro en el pavimente, auch!!!.

-Si que es un verdadero desgraciado.- En su tono pude notar diversión. Le divertía mi desgracia?.
Pero en ese momento no podía hacerle frente, me sentía tan débil, todo me daba vueltas, al menos aun hablaba con un cierto grado de cordura. Volví a sentir sus manos en mis brazos, intentando nuevamente ponerme en pie, pero lo único que consiguió fue moverme un poco. Sentí mas saliva de lo acostumbrado en mi paladar, que era esto?, acaso iba a ….

Si!!!.

Acababa de manchar los preciosos botines de mi salvador con mi vomito nauseabundo, tal pensamiento me hizo volver a vomitarle.

-Lo siento.- Fue lo único que pude decirle, antes de caer al estupor profundo que me sobrevino de pronto.

-No te preocupes me ha pasado algunas veces a mi también, se como te sientes. Pero no te desmayes, así no podre ayudarte.- Mi salvador, se había retirado un poco tratando de quitarse los restos de mi vomito, asco!! . Recostada en el pavimento frio, que imagen tan patética la que he de estar mostrando señor!!!! Pero al menos en esta posición podía ver mejor a mi salvador, andaba todo de negro, solo le podía ver sus pompas, hmm se le miraban duritas. Que te pasa Liz? Viéndole las pompis?.

Cerré mis ojos, me dolía tenerlos abiertos, anhelaba estar en mi cama de Italia.

-No te duermas, ayúdame un poco.- Me repitió el chico. Sentí sus brazos alrededor  de mis piernas y mi espalda, me estaba tratando de cargar.-Cual es tu carro?.-Me pregunto. Pero si no tenia carro alguno, había llegado de caridad de Eero. Ahhh bendito Eero todo lo que había hecho por mi, y yo, en un saz lo había desaprovechado.

-Bueno si no has venido en carro como he de suponer, en donde te estas quedando?-

Podía escuchar latir su corazón, un ritmo tan sonoro, sentía su calor, su olor hmm!! Olía tan rico, ya podría imaginarme despertar en su cama a su lado, bien empiernados, en su pechito desnudo.

Aaaaaaaaaa

Fue tan sorpresivo mi pensamiento que volví a caer en el pavimento, pero ahora al venir de otra altura me había golpeado mi coxis y la espalda. Sentí aun mas fuerte la profunda necesidad de dormirme no resistía mas.

Antes de perder la conciencia o tal vez ya estaba soñando, pude sentir frio en mi pecho, unas manos penetrando los muros de mis abrigos, y llegar hasta  mi piedrita.

-Asi que eras tu la que tenia la perla en el concierto?. Me alegro mucho que vinieras hasta aquí. No sabes cuanto he esperado este momento- luego ardió mi cuello, el había arrancado mi cadena, quise gritar pero solo fui capaz de perder totalmente la claridad de mi mente.






1 comentario:

  1. aww no sabes cuanto me gusto aww esa parte donde vomita oww xDD ya me imagino haha aww q ermosura sera lauri haha xDD aww ya kiero el otro danessi no puedo esperar y chales apenas lo lei este sq tenia mucha tarea q ise ace poco pero ya de nuevo aqui stoy va n,n

    ResponderEliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...