"Days go by like the wind and this life is too short" The Rasmus

martes, 10 de abril de 2012

"OBLIVION" - C1





  



ACONTECIMIENTOS DE LA TRAMA:
Una estudiante reprobada / Con un sueño amargado / Un amor olvidado /.
Un viaje anhelado / Un encuentro desafortunado / Y un despertar acertado /.
Una casa / Una cama / Una almohada / Y un olor desconocido / .
Un sofa y èl conocido /.

etc....




SINOPSIS


Siempre he creído que las cosas pasan por algo, sean buenas o malas, siempre hay que verles el lado positivo por muy mal panorama que se nos presente.
Por fin había llegado al lugar tan esperado, al concierto de Radio Aalto, pero nada salió como lo planeé.

 En mi emoción abusé del alcohol he hice cosas que … no me arrepentí de hacerlas en ese momento. Pero todo dio un giro, nunca espere recibir ese trato tan especial por su parte, yo que tanto había denigrado su… ego? Por asi decirlo, y en cambio él hizo la cosa mas grandiosa de mi vida, abrirme las puertas de su casa y su intimidad, pero todo era parte de un plan  magistralmente calculado, y tonta yo que caí y me deje engañar y no queriendo ver la verdad que estaba ante mis ojos.


Pero todo pasa por algo, nada es casualidad todo es destino, sean cosas buenas o malas ya están escritas, aunque uno trate de cambiarlas no es posible, y si bien mi destino fue mas que divino...no fue eterno.


Y todo tiene un inicio fundamental en esta historia, el reprobar ese ingrato examen, el ir nuevamente a Folengandros, encontrar esa perla, ir a Finlandia, y lo principal dejar que Él viera mi perla, pero la vida siempre nos trae sorpresas.





                                OBLIVION





 But you are not the only one 
who's tired of giving 
afraid of the oblivion 
Could it be that your curse is a bless?






PRÓLOGO


Por fin se termino la  agonía tan larga, ahora solo quedaba ver los resultados, había estudiado mucho, como nunca lo había hecho, mañana vería los resultados si pasaba la clase o no. Mientras volvía a mi casa, mi mente se dividía en dos, una por la gran expectativa del concierto de Radio Aalto, que no me había dejado dormir desde que obtuve  el boleto, y lo otro que ocupaba mi mente era la nota, era súper importante pasar, si no lo hacia moriría de la tristeza, me quedaría estancando en mi carrera por un año, y si no pasaba en culpa lo tendría el boleto de ese concierto. Porque me tuve que enterar?, porque tuve que descargarlo?, las ansias me consumían y mi concentración se dividió por casi un mes.

Al llegar a casa, me tumbe en la cama, boca abajo queriéndome dormir, sentía mariposas en mi estomago los nervios me consumían viva, estaba sudando, las manos me temblaban y por eso me ocultaba de mi misma.


Tenia que volverlo a ver, me senté y me gire a la derecha a  mi mesita de noche, abrí la gaveta y saque mi boleto, lo eleve por sobre mi cabeza para verlo aun no lo podía creer vería por fin a Lauri en vivo y en concierto, su primer concierto como solista.

Me recosté nuevamente en la cama y me quede dormida.

Por fin llegó el día de la nota, me bañe lo mas rápido posible ni comí nada, me subí a mi coche y como una bala salí disparada a la universidad.

Llegué al departamento de Paleontología, y vi que mi catedrático ya había pegado las notas en la pizarra de noticias. Cuando me fije en mi nombre y en mi nota, tuve que sostenerme en la pared, me sentí helada, el cuerpo se me empezó a adormecer, empecé a ver lusitas, sentí que todo me daba vueltas, era tan solo imposible, me había desvelado por casi un mes, me sabia todo los pinches cuatro capítulos y me había quedado con 52?… me quería morir.

Poco a poco se me fueron quitando los malestares que sentía, pero no dejaba de ver mi nota, era tan solo imposible en que me había equivocado?, y un segundo mas tarde las lagrimas empezaron a rodar, de tristeza, de impotencia, de dolor, de rabia,  ahora tenia que repetir la clase por todo un semestre solo esa y ni una clase mas, estancada por un año por una estúpida clase.

Poco a poco me fui alejando de la pizarra de noticias, no quería seguir pensando en mi futuro, si tan solo me hubiese concentrado mas, hubiera hecho mejor nota.
Pero no fue culpa  mía, oh no!! todo fue por ese boleto, maldito boleto que trastornó mi cabeza, mis sentidos, mi cerebro, pero esto no se iba a quedar así, no no no!! Tomaría el primer vuelo a Finlandia, seria la primera en llegar a la Aarena, y con rabia, dolor y una efímera parte de entusiasmo, me aguantaría todo el estúpido concierto, y al final ya me las vería con Lauri, porque por el y su estúpido concierto me había  pasado esto.

Quien diría, el que me dio tanta alegría con su música ahora me daba la más triste de las agonías.






Capitulo I




Estaba en Grecia en una pequeña isla llamada Folegandros, repitiendo mi clase de Paleontología. Desde ese día no había vuelto a sonreír, nunca me imagine que me afectara tanto el haber reprobado esa clase, sabia muy bien que no seria nada fácil volverla a llevar.

Habían pasado tan solo dos semanas, tendría que pedir una licencia para mi viaje a Finlandia, quien lo diría, anteriormente el recordar mi boleto, mi partida a ese país, era algo que llenaba mi corazón de alegría y entusiasmo, pero ahora solo dolor me traía. Sabia en el fondo de mi corazón que aun seguía amando ese país escandinavo pero  el dolor aun estaba presente en mi  y no era correcto que viajara, pero no podía perder la entrada al concierto que dicho sea de paso era gratis!!

Era una sensación tan agridulce.

Oh en mi dolor se me olvido presentarme, pues bien mi nombre es Liz Zonaletti, aparentemente parezco de veinte años de edad, y soy de Italia como ya mi apellido  les abra referido, vivo sola en un apartamento no muy lejano de la Universidad, mi mayor sueño era ir a Finlandia pero… bueno las circunstancias cambiaron y mi amor se convirtió en … bueno en nada que una rabieta no pueda manipular.

O eso quería pensar.

Me había sumergido en mis pensamientos y por completo me olvide de donde estaba, de rodillas, empolvada y escarbando. Grandioso. Pero me encantaba lo que hacia solo que no por segunda vez. Podía sentir que alguien me estaba viendo, debería ser cualquier compañero de la clase, ah que para ellos era la primera vez que la llevaban.

Di un alarido mental, de esos que das cuando las cosas no salen como una las planea, no podía gritar, porque  vergüenza que me escucharan.

Me giré para encarar al que me estuviera viendo pero no, nadie a mi alrededor por lo menos el mas cercano se hallaba a mas de 15 metros, los vellos de mi nunca se erizaron, había  sido mi imaginación?.

Me recosté y seguí escarbando con mi pala microscópica y mi micro pincel. El sol era insoportable, pero estaba bien cubierta, de pronto sentí nuevamente la melancolía y la tristeza de haber reprobado, en este momento estuviera en  Paleo II con mis amigos y en Africa.

Claro las lagrimas volvieron a sobresalir de mis ojos, no podía controlarlo, el solo hecho de estar aquí por segunda vez era otro firme recordatorio, ya no quería llorar mas. No fueron muchas las que derrame, pero las suficientes para mojar mi arena sobre la que estaba trabajando.

 Perfecto.

No podía dejar que mi maestro lo viera o me quedaría aquí hasta que hallase algo realmente bueno, comencé a retirar la arena e introducirla en mi morral. Pero esto era extraño, mis lagrimas solo tuvieron que haber mojado una ínfima parte, pero seguía escarbando y sacando arena mojada, a este punto estaba perdida.

Al fin!!! Vi arena seca, phew!!!pero no solo eso, vi un punto morado que sobresalía de entre la arena que recién había removido. Escarbe mas y lo saque, era una perla color violeta, la limpie con mi pañuelo y brillò ante la luz radiante del sol. Por el rabillo de mi ojo me percate que mi maestro se aproximaba, piensa Liz, se la doy o me la quedo?. Pero era tan hermosa, con un orificio y seria perfecto para hacer un collar.

- Liz como vas? Has encontrado algo?- pregunto mi Maestro Pietro, que estaba a solo escasos centímetros míos, yo aun acostada sobre la arena caliente, eleve mi rostro para observarlo.
Recuerdo cuando lo vi por primera vez, me imaginaba a un viejo rabo verde dando la clase, pero casi me fui de espaldas cuando descubrí que era un chico de no mas de 25 años, de tez blanca aterciopelada, unos ojazos azul zafiro y una sonrisa que iluminaba todo el lugar, el era un bizcocho andante, ese fue un consuelo al volver llevar la clase…

Aaaaaa!!!… me quede!! Otra lamentación mental.

Y claro esta decidí mentirle al bizcocho. – No he encontrado nada aun.- No le iba a dar esa preciosa a perla solo para pasar la clase, el contenido claro estaba ya me lo sabia no necesitaba hacer puntos extras.

El siguió mirándome, creo no me creyó, pero solo me sonrió y siguió su camino para investigar a mas de mis compañeros.

Volteé mi mirada para seguirlo visualmente, hmm!! La parte trasera también era un deleite pupilar.

Ahora que estaba sola con mi piedrita, me incorpore del suelo quitándome toda la arena de encima, y la limpie muy bien, la observe contra la luz del sol pero no veía nada especial en ella, no sabia la razón para esconderla de los demás pero era mia.

A las dos de la tarde regresamos al hotel, en todo el trayecto desde las ruinas hasta nuestro destino, compartí asiento con Pietro (el bizcocho), intente por todos los medios posibles de conversación sacarle algo de alguna perla griega, pero nunca me terminaba de responder siempre se iba por otro lado  de la platica evadiéndome, hasta el punto de coquetear.

 Esa parte me agrado, sonrió mucho, cosa que no hacia a menudo y yo agradecida a los dioses  de ser la única de poder contemplarla. Llegamos a nuestro destino y fuimos los últimos en bajar del autobús, se despidió con un beso en mi mejilla pero antes de que se marchara, pude captar todo SU aroma… OMG!!! Era el cielo oler a este hombre, olia tan bien, tan puro, tan condenadamente rico, no se si era su loción o su jabón o tal vez su aroma natural pero daban ganas de quedarme agarrada a su abrazo.

Al llegar a mi habitación hice los preparativos para mi viaje a Finlandia… ahora cada vez que pensaba en ese país me daba dolor de cabeza, cuando se me iba a quitar esto?, yo amo ese país, su música y sus artistas, pero ahora estaba furica con todos ellos…
Listo en una semana partiría, ahora tenia que redactar una carta para poder ausentarme por una semana de clases, antes cuando pensaba que una semana seria una milésima de tiempo, ahora se me hacia una eternidad de tiempo que tendría que pasar en  ese país nórdico.

Me quite la ropa y me prepare un baño en la tina. Traje conmigo la perla, era tan hermosa, tenia que buscar una joyería para hacerle el orificio y comprar una cadena de plata, oh se veria perfecto en mi cuello, con una blusa hmm blanca… unos pantalones morado palido unas plataformas color plateado oh!!! Definitivamente tenia que ir de compras.

Ya por la noche, bien calientita, tenia que investigar la perla, porque no era un sitio cualquiera donde la había encontrado, la volví a revisar tratando de hallar una pista, y grande fue mi sorpresa cuando vi letras, rápidamente me levante de la cama a encender la luz para ver mejor, y al instante las letras desaparecieron. Oh!! La volvi a apagar y ahí estaban, me volví a la cama junto con al ordenador y leí. Noivilbo.

Rápidamente lo googlee, pero no salió nada, busque en wikipedia y tampoco, en .pdf peor!!. Claramente esto no podía estar en la red, tendría que ir a una biblioteca, pero vi la hora y probablemente estaría cerrada, ya mañana iria.

Cerré el computador y me recosté, eleve por sobre mi rostro la perla, sosteniéndola con mis manos,  eran tan bonitas las letras.

Noivilbo.


Noivilbo.

 Lo repetí, sentía una calidez al decir la palabra, que sin darme cuenta me quede
profundamente dormida.

Al día siguiente, me aliste lo mas rápido posible y me fui a la biblioteca mas antigua de Grecia, era domingo por lo tanto no teníamos clase. Y aunque hubiese tenido no hubiera asistido, era mas importante mi investigación, que eso se supone lo que tendría que estar haciendo en paleo II …pero no yo …

Aaaa!!!… me quede!!....

Al llegar al mostrador de la biblioteca no sabia que libro pedir, miraba para todos lados tratando de hallar mi respuesta en el aire, que inútil me sentí en ese momento, lo primero que se me vino a la mente fue pedir uno de artefactos antiguos griegos, era lo mas lógico o cercano posible o eso quise pensar.

Me fui al rincón mas alejado de la gran biblioteca, donde casi ni la luz natural daba, tenia que ayudarme con la lámpara que estaba sobre mi cabeza. Lo abrí. Tosí, destornude y lo volví a hojear. Esto era el colmo, seguía hojeando y no habia nada de nada de mi perlita.

-Artefactos antiguos de Grecia, buen libro.- calladamente había pronunciado sus palabras Pietro.

Al instante de escucharlo casi susurrar contra mi oído, di un brinco en mi silla. El corazón se me acelero, y no solo por que me pillo con este libro que bien podría imaginarse que encontré algo y no se lo he mostrado, si no también por  su aroma que  embriagaba mi sistema trastornándolo un poco.

-Tranquila Liz, cualquiera diría que te he dado un susto fatal.- Dijo ahora de frente a mi, sonriéndome apantalladoramente.

En ese momento pensé que las cosas pasaban por algo, aunque sean buenas o malas, si no me hubiese quedado…

Aaaa!!!…

No estuviera aquí en la biblioteca con el profe solita, ni hubiera encontrado mi perla, ni me hubiese enojado con todo lo respecto a Finlandia, esto último si me dolía y no lo entendía aun.

-Pietro.- fue todo lo que pude articular, la ultima vez me dijo que lo tuteara que no era tan mayor para que le hablase de usted, y si por “algún” motivo nos encontráramos solos que omitiera el “maestro”. –Si, me has asustado, estaba concentrada.-

El retiro la silla que estaba frente a mi, y se sentó. Nuestros rostros quedaron frente a frente, se hizo un silencio sepulcral, yo no quería hablar, no quería mentir tampoco.

-Encontraste algo no? Porque no me lo quieres mostrar.-
Ayayayaya!!! Porque tenia que venir a la biblioteca? – Bueno, si lo acepto encontré algo pero no te lo quise mostrar porque se, que lo que encontramos no nos pertenece, y pasa directamente a manos de la universidad, y pues me gusto tanto que…-

No termine de hablar el me interrumpió.

-Confías en mi?- sonrió el. Yo solo asentí con mi cabeza. – Entonces muéstrame lo que encontraste, no diré nada, será tuyo, y este será nuestro secreto, te parece?.-

Y la luna es azul…

Confiar en el?, como me pide eso, somos alumna y maestro, obvio que su trabajo esta primero y si le parece se la lleva  y la entrega, no no no, ni por mil sonrisas hermosas se lo mostraría.

-Veo que estas dudando.- Él se acerco mas a mi. – Confía en mi Liz, te prometo que no diré nada.- a estas cercanías hasta su aliento podía oler, uh!!! Olía a vino de uva, así que le gustaba el vino a tempranas horas.

-No.- fue todo lo que dije, y no podía decir mas, no argumentar y defender mi hallazgo, nada, en parte el inhibía esa parte en mi, me estaba atontando su belleza, OMG tanto me gustaba el profe?.

-Liz?.- rogó él. El pietrito rogándome? Tuve que cerrar los ojos, no podía seguir mirándolo a los ojos, era como si me hipnotizara su belleza.

Y de pronto sentí sus labios sobre los míos.

Ah!!!!! Oh My Gosh!!!! Había mal interpretado el cerrar de mis ojos, pero bueno otro en su posición hubiera hecho lo mismo no?. Disfrute el beso, lento muy sensual y poco censurado, el se retiro y ambos abrimos los ojos al mismo instante.

-Ahora si confías en mi?, Mi Liz.- habló hipnóticamente, o asi lo escuché.

Su Liz? En que planeta hubiera escuchado eso salir de su boquita?. Que esto significaba que era mi novio o algo así?, o solo me estaba comprando por mi hallazgo? Tanto le importaba mi perlita?, pero el no la había visto aun no?.

Sonreí de vuelta, nerviosamente caí en su tentación y le mostré mi amada perla.
El no reacciono para nada, era como si estuviese frente a un maulé sin valor.

-Ayer lo encontraste?, me lo permites?.- dijo él, extendiendo su mano larga, y blanquesina, que por el lado de la palma se miraba casi roja.

No perdí detalle de su rostro, pero no mostraba nada, al poco tiempo me devolvió la piedra como el la llamo, eso no me gusto era una perla tan hermosa, pero en fin mejor para mi que creyese que era una piedra morada.

-Te invito a tomar un café, aceptas?.-de la nada me cambio el tema de mi piedrita, él se puso en pie, extiendo nuevamente su mano, pero ahora esperando que yo tomase la suya.

Cerré el gran libro, guarde mi perla y con gusto acepte su invitación.

 Ya a la medianoche llegue a mi habitación de hotel, por poco y lo dejo entrar, pero no pasaría nada entre los dos, no aun, había pasado la mejor tarde posible de toda mi vida, paseamos juntos tomados de la mano, nos dimos unos cuantos, bueno muchos o demasiados besos, me contó casi completamente su vida, yo no hable mucho me encanto oírle hablar.

-Piedrita, estoy enamorada?.-le pregunte a la piedrita como le llamaba Pietro. Como si esperase una respuesta, que hasta el aire contuve, pero no recibí respuesta, lo que me hizo recordar de mi investigación, hasta ahora no sabia nada de la perla.





Al dia siguiente actuamos normal, como si fuéramos simple alumna y maestro, pero al termino de la clase cuando todos se fueron, nos fugamos a la ciudad para vivir nuestro momento de noviazgo.

Sin darme cuenta, la semana se me fue volando, y ahora no quería viajar, pero no podía
desperdiciar todo lo que había invertido ya. Era algo seguro tenia que viajar a Finlandia.
Me despedí de Pietro en el aeropuerto, y desde ahí llame a la oficina de la Universidad en Italia para confirmar que habían recibido mi carta y obtener el permiso de no firmar con mi huellita por toda una semana. Como extrañaba los días en que tomaban lista con papel y lápiz,  no con
un sistema sofisticado de identificación.

-Solo falta la autorización de su catedrático que se supone ya tuvo que haber enviado.-
Me respondió la secretaria, pero tenia que confirmarlo, y nada perdia con escuchar la voz de mi piedrito nuevamente.

Escuché el sonar de su celular mucho tiempo hasta que al fin contesto.-Pietro mandaste la…- me callé por un momento, la operadora del aeropuerto estaba llamando mi vuelo que partiría en unos minutos, salí corriendo, y mi celular se callo.

Ya lo llamaría en el avión.

Habían perdido mi asiento?. Eso fue lo que la azafata me dijo, esto era el colmo!!!, unos minutos después me dieron otro asiento nada favorable pero algo era algo. Estaba un poco enojada, saque mi Ipod para relajarme. Y me acorde de la llamaba, que ahora ya no podía hacer.

 Con urgencia la haría desde Helsinki.


El vuelo tuvo mucha turbulencia, pero llegue sana y salva a Helsinki, si hubiera estado sola, me agacho y beso el suelo que pisaba, pensé que iba a morir en ese desgraciado avión!! No volvía a viajar por EuroAir.

Puse mi roaming y le marque a Pietro, tenia que confirmar si había mandado o no la autorización.

-Alo?. Enviaste la autorización.-fue lo primero que le dije.

-Hola, quien eres?.-dijo Pietro.

Arrugué mis ojos, llenos de frustración, como quien era? Acaso no había guardado mi numero en su celular?.-

-Liz, tu novia, me recuerdas?.- esto era el colmo, y no estaba para bromas, no después de salir viva de ese avión.

-Disculpa pero no tengo novia.- Declaro el joven con voz aterciopelada.

Acaso me había equivocado de numero?, retire el celular de mi oreja y observe el numero, era el de Pietro, no había error.

-Ok!! Basta de bromas, dime, la enviaste o no?.- los nervios ya no me daban para mas, si lo tuviese frente a mi, lo estranguló.

-Mira, en mi celular aparece tu nombre Liz, si, pero no te conozco, tal vez alguien me esta jugando una broma, hmm!! Un amigo en común tal vez, pero te perdono no es tu culpa, gusto en conocerte Liz, pero no le sigas la corriente a quien te dio mi numero, chao!!.-

Y colgó.

En que vida paralela me había metido, que mi novio y catedrático no me conocía?.
Esta broma ya era mucho. Busque un lugar para sentarme me tranquilice, coloque mis maletas cerca de mi y volví a marcar. Pero el no me contesto, su actitud ya me estaba cansando, volví a llamarle, no iba a parar hasta que tomara el desgraciado teléfono.

Y creo el pensó lo mismo por que por fin se digno a contestar.

-alo?.- fue lo único que me dejo decir, porque rápidamente el hablo, fuerte y claro.

-Mira Liz, no quiero ser grosero, pero no me llames a mi celular mas, o tendré que cambiar mi numero y eso no lo quiero hacer, así que hazte un favor, borra mi numero y jamás me vuelvas a llamar, te lo vuelvo a repetir, no te conozco y no se como rayos tengo tu bendito numero grabado en mi celular, pero basta!!!!! Búscate una vida.

Eso ya no era una broma, era de verdad sus palabras. No me conocía?.

Un escalofrió recorrió todo mi cuerpo, sintiendo un mal presentimiento o era el frio atroz de Finlandia?, me di la vuelta y alguien había abierto la puerta principal.

Me puse en pie, que estaba pasándome?, o en todo caso a Pietro, porque no me quería reconocer?, o tal vez alguien de la universidad estaba con el y no podía hablar. Pero dijo mi nombre muchas veces y hasta se enojo, y me colgó.

Me encamine a la salida para tomar un taxi, mire al cielo y era de noche, quise llorar pero me contuve todo tenia una explicación y Pietro ya me llamaría para darme una. Alce mi mano y un
Mercedes Benz hecho taxi me recogió, era tan reconfortante, le di el nombre de mi hotel y partimos.

Sentía nostalgia mientras recorríamos la ciudad iluminada, saque mi piedrita del pecho, que días atrás le hice sus agujeritos y le habia puesto una cadena de plata. Y por un momento vi mi reflejo en el vidrio del carro y con ello también el reflejo de la perla, y lei.

Oblivion.

¿Como?!!! Estaba al revés la palabra?.

Olvido.

Al llegar a mi hotel sali corriendo a mi habitación, tire todo saque mi laptop y googlee Oblivion Perla Grecia.

Quise llorar, había infinidad de artículos relacionados con mi preciosa perla. Los leí casi todos pero ninguno estaba relacionada a una antigua perla, todas eran a las que un diseñador había creado el año pasado.

Le di al ultimo articulo y ahí hablaban de una perla de hace cuatromil años atrás, esta si tenia que ser la mía o era la de un diseñador?.

La perla que en un tiempo perteneció a Asheron, fue cotizada por muchos pero odiada por su creadora. Se dice que a la luz de la noche se lee dentro de ella una palabra y al contraponer su reflejo se lee otra. Oblivion. Su función es tal cual es su significado, olvidar. Su poseedor el dios Asheron quería que se olvidaran de el, no quería que nadie lo recordara no como un dios, porque en sus planes estaba su vida mortal. Y al lograr su cometido tiro la perla, desde lo alto del Olimpo pensando así que se destruiría por el impacto, pero era una perla del Olimpo que no se destruiría con una caída atroz. Y así Asheron se pudo colar entre los humanos, sin omitir su gran belleza.

Investigadores han indagado que la perla aun contiene su poder, y quien la posea obtendrá el olvido de quienes lo conocen, por ende no todos quieren toparse con tal perla, el año pasado se creo el rumor que la habían encontrado pero como hemos comprobado aun recordamos al mentiroso, y de ahí que el diseñador K. Kroulick hiciera las replicas.

Estaba atónita, deje de leer el articulo, cerré la computadora. No podía creer que yo tuviese esa perla, esto claramente era una pesadilla y pronto me despertaría solo tenia que esperar un poco.

En mi espera, me pasee de un lado para el otro dentro de la “cómoda” habitación, porque diablos me hospede en un hotel ambientado a una cárcel?, tenia que ser extranjera. Hacia un frio de horrores, que hasta me temblaba la mandíbula, y hacia castañear  mis dientes. Esto tenia que ser una pesadilla, yo no tenia la perla y nadie se había olvidado de mi.

Nadie.

Todos.

Aaaa!!!… por que tuve que haber reprobado esa estúpida clase?, no estuviera … bueno corrección, si estuviera aquí, pero no hubiera estado en Grecia nuevamente escarbando con mi condenado pincel.

Busque en mi bolso y saque el boleto, estúpido boleto. Pero mañana por fin acabaría con mi ira. Por fin se terminaría la agonia de esperar ese &%$ concierto de Lauri.

La cabeza me dolia, me tire a la cama sin cambiarme, claro ni que estuviese loca, para ponerme mis pijamas con ese frio, entre mas ropa encima mejor para mantener el calor. Pero antes me quite la perla del cuello y la avante lo mas lejos que pude, y cerre los ojos con la esperanza de despertar de mi pesadilla.



                                                                             …





La computadora aun encendida en el articulo, decía lo mas importante, que Liz había omito de leer. “todos se olvidarían del portador, pero el ser que amo será al único que el portador también olvidara, a menos que todos ellos leyeran la verdadera palabra que venia escondida en su interior, podrían recordar al portador nuevamente”. 

Pero eso no lo necesita saber Liz no?... 









****

Si no tienes cuenta en blog..no te preocupes ahora puedes comentar en la opción anónimo..... 
si leíste y te gusto comenta algo...por favor...( y si me conoces pues ve a mi fb)

7 comentarios:

  1. Bien comiendo danessi me gusto u,u q mala onda q el profe hermoso xDD se olvidara de liz pero ya kiero saber que pasara en el concierto me gusto grax grax :p

    ResponderEliminar
  2. waaaa q padre!!! la historia me intrigo! XD mmmmm quiero saber como termina?por fa!muy buen relato en serio me gusto :)

    ResponderEliminar
  3. wow! excelente historia, me mantuvo entretenida... aaah a quiero saber que sigue! ^^

    ResponderEliminar
  4. OMG!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!! ahahahahahaahaha Me senti en el lugar y dijeeee agg voy a matar a Pietro ahaha pero se me cayeron los calzones cuando lei de la piedra jajajaja leere el cap 2 de volada ahahahaha para ver que procede.......
    Buenisimo Danessi....

    ResponderEliminar
  5. Esta muy bueno hasta o que lei!!!Que ganas de matar a pietro ejeejejjejee :D Saludos! Naii

    ResponderEliminar
  6. uu mi imaginación adelanta el cap 2 xD seguiré mañana que ya es super tarde.. muy bueno la historia :)

    ResponderEliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...